¿Qué es la Fase 3 del Coronavirus en México?
NACIONAL | | 2020-04-21 | Televisa.
¿Qué es la fase 3 del nuevo coronavirus y qué implica para México?
Se ha decretado en México el inicio de la fase 3 de lucha contra el nuevo coronavirus. Debido a la forma en que este virus se ha extendido en México, con zonas de alta intensidad, miles de contagios y centenas de fallecidos, es necesario implementar la fase 3 para intentar mitigar el contagio en el momento de mayor intensidad de transmisión del nuevo coronavirus.

“Hoy queremos dar por iniciada la Fase 3 de la epidemia de COVID, recordando que estamos en la fase de ascenso rápido, donde se acumularán un gran número de casos. Queremos dejar muy en claro que todavía nos faltan varias semanas, en América y en México, para tener este momento de mayor intensidad de la transmisión. La transmisión (en México) ocurre en parches, ocurre por zonas. Tenemos zonas de alta intensidad, pero también tenemos importantes zonas del territorio nacional que tienen baja transmisión”

México ha pasado por distintas fases en el combate a la pandemia por el nuevo coronavirus.

En este contexto, ¿Qué significa la Fase 3 y cómo impacta la vida de los mexicanos?

¿Qué significa la fase 3?
Las medidas de sana distancia y de prevención sirven para intentar aplanar la curva de la enfermedad y mantener a flote al sector salud sin dañar gravemente a la economía del país. Por eso, deben ser progresivas y meticulosas en su aplicación: imponer medidas de distanciamiento social demasiado pronto puede dañar gravemente la economía y no hacerlo a tiempo puede poner en riesgo la capacidad del sector salud.

En la Fase 1, Hugo López-Gatell explicó que íbamos a ver decenas de infectados; en la Fase 2, centenas de infectados; y en la Fase 3, miles de infectados. Pero, además, la Fase 3 se declara por la forma de propagación del virus. Como bien lo explicó el subsecretario de salud, en el país ya hay cuatro regiones que superan los mil casos. En el centro de México, además, hay más de cuatro mil casos.

La aplicación de la Fase 3 para enfrentar la pandemia por el nuevo coronavirus no depende, sin embargo, del número de contagios sino de la forma en que se dan estos. La Fase 1 se declaró cuando los contagios eran importados; la Fase 2 cuando los contagios se empezaron a dar de manera comunitaria, local; la Fase 3 cuando hay varios focos de infección independientes en diferentes partes del territorio nacional y resulta más difícil romper las cadenas de propagación del virus.

“En todas las regiones del país hay una propagación extendida del coronavirus, pero hay zonas donde ésta es muy baja. Queremos dar por iniciada la fase 3 de la epidemia de Covid, recordando que estamos en la fase de ascenso rápido donde se acumularán un gran número de casos de contagios, de hospitalizaciones, pero que debemos seguir manteniendo la Jornada Nacional de Sana Distancia para que estos sean los mínimos posible”

En esta fase, el contagio ha alcanzado a miles de personas en amplias zonas geográficas del país, y es momento de aplicar medidas más drásticas. Estas medidas buscan reducir aún más la movilidad de las personas y reforzar las medidas de prevención en zonas clave del país. Así, éste es el momento en el que importa más mantener la sana distancia para no saturar gravemente los recursos hospitalarios del sector salud nacional.

¿Qué acciones implica la fase 3?
Frente a la forma en que se está expandiendo la epidemia de coronavirus en México, la Secretaría de Salud ha decretado mantener las medidas de la Fase 2 y extenderlas hasta finales del mes de mayo. Así, las tres medidas que se mencionaron en la declaratoria de la Fase 3 fueron las siguientes:

Extender la jornada nacional de Sana Distancia hasta el 30 de mayo.
Regionalizar las medidas de prevención: en aquellos municipios donde hay baja transmisión podrán acabarse las medidas de ‘Sana Distancia’ el 18 de mayo.
Se mantienen las medidas de protección a las personas más vulnerables: los adultos mayores y la población de alto riesgo.
Además, se mantendrán las siguientes medidas durante la Fase 3:

La suspensión de eventos.
Suspensión de clases en escuelas.
Suspensión de actividades en centros laborales no esenciales.
Cabe destacar que a partir del 17 de mayo podrá hacerse una re apertura de actividades en los municipios de baja transmisión “si y solo si” en estos se ve un mejor comportamiento respecto a la propagación de la COVID-19.

Finalmente, el subsecretario de salud hizo un llamado para que la población no baje los brazos en la lucha contra el nuevo coronavirus:

“Vienen momentos difíciles, no quiere decir que la epidemia va a ser algo fácil de llevar, pero cuando se está preparado y se han hecho los arreglos para expandir la atención hospitalaria vamos a poder enfrentarla de manera más ordenada”.

Durante la Fase 3, las medidas de contención y prevención buscan desahogar la carga del sector salud en un momento de máxima transmisión de la enfermedad. Es por eso que la Fase 3 implica recomendaciones más enérgicas de parte del gobierno para el distanciamiento social y el cierre de actividades.

Por supuesto, esto tiene que quedarse dentro de un límite razonable: por la situación económica y política de México, es imposible que haya cuarentenas estrictas (como en China o en Corea) o que haya toques de queda impuestos por patrullas o militares (como en varios países de Europa). Así lo explicó Hugo López-Gatell antes del decreto oficial de esta fase.

“En México desde hace muchos años tenemos una desigualdad económica muy pronunciada: la mitad de la población del país vive en condiciones de pobreza. Es una verdad documentada. En una economía como la de México uno no puede restringir tanto la actividad social, la actividad económica porque podrían causar un daño irreparable para algunas personas que viven al día. El 50% de la población vive al día y no tiene la capacidad de ahorro. Estos son los factores que gobiernan las decisiones en materia de salud pública.”

Así, si todos hacemos nuestra parte para respetar las medidas de prevención, podremos evitar que muchos casos graves de COVID-19 queden desatendidos en México y por eso que es tan importante cumplir con todas las medidas que exige la Secretaría de Salud. Ellos están preparados para mitigar los efectos de la enfermedad en México a corto y largo plazo.

Permanece en casa, cuida tu salud, escucha a las autoridades y no difundas rumores. Al cuidarte a ti, nos estás cuidando a todos.

¿A qué corresponden las fases del coronavirus?
Lo primero que hay que decir es que las fases para enfrentar una pandemia son diferentes según la morbilidad y la mortalidad de la enfermedad, según los países que la enfrentan, y según los lineamientos generales de la OMS.

No es lo mismo, por supuesto, enfrentar una pandemia en un país con poca desigualdad y considerable riqueza, que en un país como México en el que más del 40% de la población vive en situación de pobreza.

Es evidente, también, que varían las medidas por muchas otras consideraciones como la geografía, la demografía, la capacidad del sector salud, la movilidad, las enfermedades crónicas recurrentes en una población, la geopolítica, etc.

Así, la forma en que Estados Unidos afronta la enfermedad, con una gran población, un gran territorio y una gran conectividad con el resto del mundo, no es la misma que la de Reino Unido (a pesar de ser dos países ricos).

Finalmente, cada país debe decidir cómo afrontar las medidas de prevención, contingencia y tratamiento de la pandemia para dañar lo menos posible el estable funcionamiento del estado y salvaguardar la economía nacional.

Es por eso que la OMS propone lineamientos generales para que cada región del mundo implemente las fases que mejor le convengan.

¿Cuáles son las fases previstas por el gobierno de México?
El nuevo coronavirus que causa la enfermedad COVID-19, llegó a México en marzo de 2020. Los números de infectados crecieron en las siguientes semanas. El 27 de marzo, se declaró la Fase 2 de la prevención de la pandemia y, en abril, empezó la transmisión más agresiva del virus.

México tuvo la suerte, como lo ha explicado en repetidas ocasiones el subsecretario de salud, Hugo López-Gatell, de ser uno de los últimos países alcanzados por el nuevo coronavirus. Esto nos ha dado una enorme ventaja estratégica que otros países, para su mala fortuna, no han tenido.

Así, se han podido planear con antelación las fases de prevención, contingencia y atenuación para enfrentar a una pandemia sin precedentes en la escala global. Para mitigar los contagios y mantener a flote al sector salud, México ha diseñado un plan de respuesta que pasa por tres etapas y sus respectivas medidas.

Estas fases prevén cómo aumentarán los números de pacientes contagiados para evitar que la curva de la pandemia sea muy drástica.

Al planear una infección larga, pero mitigada, en el territorio nacional, la Secretaría de Salud puede prevenir que los servicios médicos públicos del país se vean rebasados. Además de atenuar los efectos devastadores que podrían tener medidas más drásticas de cuarentena en la economía nacional.

Hasta ahora, basándose en las recomendaciones de la OMS, México ha previsto tres etapas de la enfermedad con una respuesta adecuada para cada una:

Fase 1: Casos de contagio importado. Medidas de prevención básicas.
Fase 2: Casos de contagio local. Medidas de contención puntuales.
Fase 3: Etapa de máxima transmisión. Medidas más drásticas de contención.

Para cualquier información suplementaria, pueden consultar la página de la Organización Mundial de la Salud y de la Secretaría de Salud. También puedes llamar, sin costo, al 800-0044-800 o, si vives en la CDMX, enviar un SMS con la palabra Covid19 al 51515.