La madre, su fortaleza: el corazón.
OPINION | | 2020-05-09 | José Efraín Caballero Sevilla
FACTOR ENTRE DOS
Celebrar a mamá en su día, es una tradición que va acorde a la importancia que tiene en el desarrollo de nuestra sociedad. En nuestro país el 10 de Mayo de 1922, se declaró como día especial en nuestro almanaque cívico para celebrar a las Madres.
Sin distinción si es o no es fin de semana, se detienen las actividades y se da un importante homenaje a las dadoras de vida de la humanidad. En México es sin duda la festividad más importante que reúne a las familias.
En este año, dadas las condiciones inéditas que estamos padeciendo por la contingencia sanitaria, de manera sin precedentes, el tradicional convivio se ve modificado en su formato.
Hasta el año anterior, se daba reunir a toda la familia, donde hacían acto de presencia para el festejo los hijos, nietos y familiares políticos. Rindiendo homenaje a quien se viste de madre, abuela, nuera, hija, cuñada, sobrina o tía; cada una con un rol importante dentro del clan familiar, pero con su carácter de madre, por lo que el festejo era múltiple al momento.
Esta celebración se ve modificada, pero no interrumpida, ya que la mejor manera de honrar a nuestros seres queridos es mediante la sana distancia, pudiéndoles otorgar el bien más preciado, siendo este la salud, y en consecuencia otorgarles la posibilidad de poder departir con ellas en futuras fiestas.
Estarán cerrados los lugares tradicionales a los que acudimos para celebrar a las amadas mujeres, por lo que lo más acertado será el servicio de entrega a domicilio de platillos, respetando los protocolos de salud de las autoridades.
Y para quienes cuentan con la dicha de compartir el mismo domicilio, hacer un festejo compacto entre los integrantes del hogar, que no diezma las muestras de afecto, pero sin duda lo hará en el número de presentes en el festejo, ya que no será pertinente la concentración de personas por la misma contingencia.
Dentro de toda la festividad que se da en esta fecha importante, cabe recordar que es consecuencia del reconocimiento que se le ha dado de parte de la sociedad, a la figura y sostén de la célula social de la familia, siendo la formadora de quienes ocupamos nuestro respectivo rol dentro de la misma.
La mayor parte de las labores domésticas y de cuidados las realizan las mujeres. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) ya que las mujeres aportan el 76.4 por ciento del tiempo invertido para esta tarea.
En estos momentos difíciles, solo como ejemplo, sería casi imposible que los 32.5 millones niños, jóvenes y adolescentes que permanecen en sus casas por la contingencia en México, pudieran salir adelante, ya que el cuidado recae principalmente en la madre, además de verse en la necesidad de estar apoyando ahora como “maestras” debido a la educación virtual en la que deben participar para sacar adelante el año escolar.
Como dato, además muchas madres debutantes, se han iniciado en la temprana edad de la adolescencia, existiendo un registro de arriba de los 400 mil embarazos que se están dando anualmente en nuestro país.
Por todo ello y más, que por el breve espacio que disponemos y no podemos enumerar todo lo que las madres representan para el bienestar de la familia y la sociedad, va el reconocimiento con mucho amor para ellas en su día, que han sido nuestras cuidadoras y formadoras desde que nacemos, y siempre están allí de forma incondicional.
Algunas voces se han pronunciado por festejar a las mamás el próximo 10 de julio, la cual es una idea que se ve con agrado, si las condiciones lo favorecen y la autoridad lo determina.
Va una frase para ellas en su día:
“Por mucha fuerza física que tenga un hombre, una madre siempre será más fuerte de corazón”
Amigo lector tenga un excelente día, nos leemos la próxima.
Contacto: factorentredos@hotmail.com