"PYMES SIN RESPALDO. ALIANZA URGENTE"
OPINION | | 2020-05-15 | Jorge A. Lera Mejía
Opinión Económica
De acuerdo a las últimas intervenciones gubernamentales del Gobierno Federal, los empresarios organizados se han visto desplazados y desprotegidos.

Es notorio el desinterés y desprecio que el gobierno de la 4T ha mostrado hacia las múltiples expresiones de solidaridad, que los 12 organismos agremiados en el Consejo Coordinador Empresarial han solicitado.

En mil formas han expresado, que ellos no pretenden un estilo de rescate al viejo modo del FOBAPROA. Han subrayado que lo solicitado es hacia las micro y pequeñas empresas. Que no piden subsidios y condonaciones. Expresan peticiones de créditos accesibles, aplazamientos de de impuestos y partir en plazos los pagos de servicios como la luz y agua.

La respuesta tácita del presidente, es muy simple. Si las pymes no son viables. Pues que las cierren. Exige que los empresarios se las arreglen ellos solos.

El dilema no es si vamos a salir o no de esta crisis. El dilema y la responsabilidad del Gobierno Federal es actuar y aplicar medidas que aseguren que salgamos de ella no sólo lo menos lastimados, sino lo más fortalecidos.

En el mundo, gobiernos de diversas ideologías, como los de Brasil, Perú, Salvador, Chile, Colombia, Perú, India, Canadá, Corea del Sur, Alemania, Estados Unidos, entre otros, han proveído de incentivos a sus economías para lograr una pronta recuperación.

No en vano EE.UU. ha inyectado a la economía más de 2 billones de dólares, lo que equivale a más del 10 por ciento de su PIB.

Sin embargo en México, con las aportaciones del gobierno Federal anunciadas hasta ahora, no representan arriba del 1% del PIB, a diferencia de otros países que aportan más del 7%.

La Organización Internacional del Trabajo por su lado (en “El COVID-19 y el mundo del trabajo”), establece que, frente a la pandemia, las respuestas a nivel político tienen que contemplar 4 pilares:

1) estimular la economía y el empleo,

2) apoyar a las empresas, el empleo y los ingresos,

3) proteger a los trabajadores en el lugar de trabajo, y

4) buscar soluciones mediante el diálogo social.

ALIANZA EMERGENTE:

La situación actual de crisis descrita en esta disertación, motiva para que juntos sociedad, universidades, empresarios y gobiernos, se propongan en celebrar una gran Alianza de Emergencia Nacional, con la finalidad de concertar y conciliar los intereses de todos los participantes en este problema de amenaza al sector empresarial de MiPymes, las cuales son el alma de México y la posible solución de la misma crisis, siempre y cuando se apoyen para subsistir al menos en los siguientes tres meses de post pandemia.

Para que esto suceda, se propone que se elabore un plan estratégico de apoyo crediticio a las MiPymes formales, junto con un programa de aplazamiento de pagos de servicios públicos, así como de las cuotas de impuestos, pagos del IMSS e Infonavit, entre otros.

Muy importante, es respaldar el llamado “salario solidario”, que viene siendo el mejor instrumento para que los trabajadores mantengan sus empleos, y las empresas no cierren, este con el componente de aportación 3 a 1, en partes iguales el gobierno, patrón y trabajador.

Entre las propuestas hasta ahora conocidas, se subrayan el planteamiento de 68 medidas presentado por el CCE al gobierno, así como el plan de rescate crediticio MiPyme elaborado por el Vice Gobernador del Banco de México, Gerardo Esquivel y, por último, el documento expuesto por el especialista en economía del bienestar, Santiago Levy.