Glocalización
OPINION | | 2020-06-14 | Rodolfo González San Miguel.
Buen Dia
El sociólogo Jeremy Rifkin, activista en favor de transformar el sistema basado en petróleo y combustibles fósiles, asesor de gobiernos y corporaciones, ha escrito 20 libros dedicados a proponer fórmulas que garanticen la pervivencia en el planeta, en equilibrio con el medio ambiente y nuestra especie.

¿Cuál será el impacto COVID-19 en la tercera revolución industrial? No cayó por sorpresa. Todo lo que ocurre se deriva del cambio climático hace décadas. Hemos tenido otras pandemias y se advirtió que algo grave ocurriría. La actividad humana genera pandemias al alterar ciclo del agua y ecosistema que mantiene equilibrio. Los desastres naturales (pandemias, incendios, huracanes, inundaciones) van a continuar pues la temperatura en la Tierra sigue subiendo y hemos arruinado el suelo. Hay dos factores: el cambio climático provoca migración humana y de otras especies; y, la vida animal y la humana se acercan cada día a consecuencia de la emergencia climática y sus virus viajan juntos. Es una alarma en el planeta. Lo que toca, es construir infraestructuras que permitan vivir de manera distinta.

Debemos entender que vivimos una nueva era, de no ser así, habrá más pandemias y desastres naturales, y la amenaza de extinción. Lo primero es tener una relación distinta con el planeta. Cada comunidad debe responsabilizarse de cómo establecer esa relación en su ámbito. Se necesita soluciones glocales para desarrollar infraestructuras de energía, comunicaciones, transportes, logísticas.

Se necesita visión distinta del futuro, y los líderes no la tienen. Las nuevas generaciones pueden actuar. La nuestra es la civilización del combustible fósil. Se ha cimentado por 200 años en explotar la Tierra. El suelo se había mantenido intacto hasta que excavamos por gas, petróleo y carbón, y pensábamos que la Tierra permanecería intacta. Hemos usado tantos recursos que recurrimos al capital de la tierra en vez de obtener beneficios de ella.
Estamos usando tierra y media y tenemos una. Hemos perdido 60% de la superficie del suelo; ha desaparecido y tardará miles de años en recuperar. El cambio climático provocado por el calentamiento global y emisiones de CO? altera el ciclo del agua.

Somos planeta de agua, nuestro ecosistema emergió y evoluciona por millones de años gracias al agua. Por cada grado de temperatura que aumenta por emisión de gas de efecto invernadero, la atmósfera absorbe 7% más de precipitaciones del suelo. Este calentamiento las fuerza a caer más rápido, más concentradas, y provocan catástrofes naturales relacionadas con el agua.
Grandes nevadas, inundaciones en primavera, sequías e incendios y huracanes y tifones. Dicen los científicos que van a desaparecer la mitad de hábitat y animales de la tierra en 8 décadas. Nos encontramos con extinción potencial de la naturaleza. Nunca volveremos a la buena temperatura, a clima adecuado.
¿Podemos como especie, ser resilientes y adaptarnos a ambiente distinto y que nuestros compañeros en la tierra tengan la oportunidad de adaptarse? La Segunda Revolución Industrial, que provocó el cambio climático, muere. Gracias al bajo coste la energía solar es más rentable que carbón, petróleo, gas y energía nuclear. Unión Europea y China desarrollan infraestructura para lograrlo. En Estados Unidos, 29 estados desarrollan planes de energías renovables integrando energía solar.

La Revolución Industrial trae medios de comunicación, energía, transporte y logística. La revolución comunicativa es Internet, como fueron imprenta y telégrafo en la Primera Revolución Industrial en el siglo XIX en Reino Unido; o teléfono, radio y TV, en la segunda revolución en el siglo XX en Estados Unidos. Hay más de 4 mil millones de personas conectadas a internet y casi todo ser humano lo estará. El internet del conocimiento se combina con el internet de la energía e internet de la movilidad. Esta tríada crea la infraestructura de la Tercera Revolución Industrial, se desarrollará sobre una infraestructura de internet de las cosas que reconfigurará la forma en que se gestiona la actividad en el siglo XXI.

Estamos creando la glocalización. La tecnología cero emisiones será barata, creará cooperativas y propios negocios, física y virtualmente. Las grandes compañías desaparecerán. Algunas continuarán, pero trabajarán con pequeñas y medianas empresas con las que estarán conectadas por el mundo. Estas grandes empresas proveerán redes y trabajarán juntas en lugar de competir. En la primera y segunda revolución, las infraestructuras se centralizaron, son privadas. La tercera revolución tiene infraestructura inteligente para unir el mundo de manera glocal, distribuida, con redes abiertas.

Somos más de 7 mil millones de personas y llegaremos pronto a 9 mil, progresión que va a terminar. Las razones tienen que ver con el papel de la mujer y su relación con la energía. En la antigüedad la mujer era esclava, proveía energía, agua y fuego. La electricidad se relaciona con movimiento sufragista en América; liberó a la mujer joven, iba a la escuela y continuaba su formación de universidad. Cuando la mujer se volvió más autónoma, libre, independiente, hubo menos nacimientos.