Innovación y propiedad intelectual
LOCAL | | 2020-07-04 | Rodolfo González San Miguel.
Buen Dia
La función de la propiedad intelectual es fomentar, proteger y reconocer un esfuerzo creativo que beneficia a todo sector y empresa en México. En el caso del sector farmacéutico, incentiva investigación y desarrollo de terapias y tecnologías para atender padecimientos que aquejan a los mexicanos, mejorar su salud y su calidad de vida; asimismo, atrae inversiones en investigación y genera empleos.

Desde 1991 la vigencia improrrogable de las patentes es 20 años. No hay ley o tratado internacional para cambiarlo. La Cláusula Bolar no impide la entrada de medicamento genérico, permite antes de que venza la patente, que los fabricantes de medicamentos genéricos preparen estudios y trámites para salir al mercado al termine el plazo de la patente. No hay lucha entre empresas que se dedican a descubrir vacunas, medicamentos y terapias, y productores de genéricos que tienen una función, son parte del ecosistema de salud. Recuerde que los genéricos fueron medicamentos innovadores. Sin innovación no hay genéricos. Más del 90% del mercado de medicamentos en México es genérico.
Las empresas que se dedican a descubrir vacunas, medicamentos y terapias no compiten con empresas de genéricos, compiten entre ellas para encontrar mejores soluciones para la salud que permitan cubrir necesidad no satisfecha de personas con cáncer, diabetes o cualquier otro padecimiento. Sorprende que cada vez que se habla de innovación se piense en personas o empresas extranjeras, es una falta de reconocimiento al talento y emprendimiento mexicano que desarrolla procesos creativos, científicos y tecnológicos, ideando y desarrollando mejoras.
La nueva ley en propiedad industrial actualizará el marco jurídico. Establecerá incentivos para que el país avance a una economía basada en conocimiento. Permitirá proteger innovaciones para ahorrar agua o mejorar siembras, y permitirá conservar el talento de mexicanos que quieren innovar en y por México. En los próximos días, el Congreso concluirá parte de los esfuerzos para armonizar 5 leyes y un acuerdo para la entrada en vigor del T-MEC, entre ellas la Ley de protección a la innovación industrial. Entre los beneficios de esta ley destacan, certidumbre jurídica, cumplimiento con compromisos internacionales, apoyo a los creadores mexicanos, la transformación digital y la eficiencia operativa.
Gracias a avance en investigación y desarrollo hablamos de cura para hepatitis C, investigación de vacunas terapéuticas para cáncer y de más de 90 medicamentos en desarrollo para Alzheimer, etc. Traducir la ciencia en nuevas medicinas: El proceso de descubrimiento y desarrollo de fármacos es un esfuerzo largo y multifacético. Inicia con investigación básica en laboratorios que sienta las bases para etapas de desarrollo posteriores. Y aunque pasen de 10 a 15 años para que una terapia esté lista, gracias a las inversiones a largo plazo de la industria biofarmacéutica en investigación y desarrollo, hay 7 mil medicamentos en desarrollo en todo el mundo.
Desarrollar nuevas terapias requiere inversión hasta por 2.6 mil millones de dólares para desarrollar un medicamento, y de todas las moléculas que se investigan, menos del 12% llegan a ensayo clínico y reciben aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) La innovación es clave para los avances en ciencia. Las compañías biofarmacéuticas constantemente investigan, desarrollan y adoptan procesos y tecnologías para fabricar e investigar medicamentos. El sector privado contribuyó con 58% de los hitos de descubrimiento, 73% de los hitos de desarrollo y 81% de los hitos de fabricación de medicamentos transformadores en los últimos 25 años. Las enfermedades y su impacto en las personas no se detienen, la innovación y la investigación tampoco deben detenerse.
Se analiza el panorama de la innovación médica y su influencia en la transformación de la atención en salud en el mundo. El resultado de este análisis está en un sitio que abunda sobre cómo macro datos, inteligencia artificial y otras tecnologías impactan en el desarrollo de medicamentos, diagnósticos y seguimiento de pacientes en tiempo real.

Un caso analizado es el programa “Todos nosotros”, de los Institutos Nacionales de Salud de EUA, que recaba datos de más de un millón de estadounidenses para estudiar el potencial de la medicina de precisión analizando estilo de vida, entorno y biología. Con este proyecto los investigadores buscan saber más sobre: Formas de medir el riesgo de desarrollar enfermedades con base en exposición ambiental, factores genéticos e interacción entre ambos. Identificar marcadores biológicos que señalen aumento o disminución del riesgo de enfermar. Desarrollar nuevas clasificaciones de enfermedades y establecer relaciones entre ellas. Proporcionar a las personas datos e información para mejorar su salud. El proyecto es una herramienta de desarrollo de nuevas terapias y abordajes médicos que permitan la oportunidad de vida más saludable.