Covid- 19 impacta ciudades y poblados
OPINION | | 2020-07-09 | La Redacción.
Buen Dia
Cuando la antropóloga Andrea Bravo, estudiosa de indígenas huaorani, ingresó en el Parque Nacional Yasuní, covid- 19 la seguía. Terminó dos meses en cuarentena en la Amazonía. Muchos indígenas acceden a noticias a través de redes sociales. La abundancia de datos activó entre los huaoranis la memoria de epidemias.

Recordaron la epidemia de polio de los 60s. Fue terrible ver las muertes. Al reactivar la memoria, se internaron en la selva para buscar alimento y huir de covid- 19, como hace 60 años huyeron de la polio. Es buena época, frutos y monos gordos, alimento garantizado, condiciones que no se sostienen todo el año. La Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE) recomienda a las etnias se alejen de las ciudades, recurran al cultivo de chacras, bloqueen accesos a sus comunidades y recurran a la medicina natural, lo que no evita que covid- 19 sea amenaza de extinción para al menos una de estas nacionalidades.

Ecuador anuncia medidas económicas para enfrentar la crisis: reducción salarial y jornada laboral de empleados del Estado, cierre de empresas: aerolínea nacional, correo, trenes y medios públicos; lo que influirá en el índice de desempleo. De esta situación provocada por covid- 19 y caída en precio del petróleo iniciaron trueque en Quito, Guayaquil y Cuenca, aunque lo hacen desde tiempo ancestral entre indígenas de Amazonía y regiones vecinas. La Sierra ecuatoriana tiene un tipo de productos, la Amazonía tiene otro tipo, pero covid- 19 no deja hacer en cantidad por falta de movilización. Tienen chacra, yuca, plátano, papaya, árboles frutales, papa china, pero sus hijos conocen sabores de la ciudad, el trueque permite el acceso.

En Miwaguno, Covid-19 en la cercanía con la carretera redujo su posibilidad de subsistencia tradicional. Los ríos tenían poquísimo pescado; ellos dependían de atún, aceite y arroz, no dependían de la selva. Los alimentos procesados provocan nuevas enfermedades: diabetes, presión alta y anemia, pero son la solución ante la escasez de productos locales. En abril, se produjo un derrame de petróleo en los ríos amazónicos Quijos, Napo y Coca que obligaron a suspender la pesca, fuente de alimentación de la región.

El gobernador de Morona Santiago, Juan León, médico, respecto a la medicina tradicional, indica que conoce la fe que tienen los habitantes en los productos naturales. No tienen valor científico, pero hacen sentir bien a los ciudadanos y los factores sociales y ambientales son importantes, aunque no podemos afirmar que tengan eficacia. Detrás del debate de la medicina tradicional hay otro, la eficacia del sistema de salud en la Amazonía ecuatoriana. Salvador Quishpe, prefecto de Chinchipe: "ni siquiera en las capitales de provincia hay hospitales con equipos e insumos o medicamentos para covid-19, ¿qué les queda a las comunidades a 4 o 5 horas de estas ciudades?

Juan León, gobernador de Morona: el gobierno hace esfuerzos con los recursos insuficientes que tiene para emprender programas sociales; dada la dispersión de la población amazónica. Hasta el 25 de mayo, las provincias amazónicas habían registrado 928 casos de 37,355 confirmados en el país (la provincia de Pastaza superaba 200 casos), favorecidas por autoaislamiento y baja densidad de población y dispersión de comunidades. Otra ventaja es vieja desventaja, falta de estructura vial. A algunas poblaciones se llega por caminos, otras por vía fluvial o avioneta.

Covid-19 llegó a las capitales de provincias amazónicas en personas que viajaron fuera del país, turistas y comerciantes que regresaron con mercancías de la costa o de la sierra, y la gente alejada necesita productos de las ciudades. Otro problema es la actividad petrolera que no par y otras actividades extractivas. El gobierno declaró petróleo y minería sector estratégico, y por más que estemos en cuarentena las actividades estratégicas no se suspenden: así llega el virus a las comunidades.