Emociones
OPINION | | 2020-09-05 | Rodolfo González San Miguel.
Buen Dia
Los seres humanos nos guiamos por emociones. El confinamiento activó el miedo y redujo cariño, diversión, alegría, contacto social, cosas que ocupamos. Somos seres sociales. El miedo es clave, la muerte ronda, a eso se reduce Covid- 19. Estamos a la espera de que se infecten los demás para tener inmunidad de rebaño, de retrasar el contagio dando tiempo a que los hospitales tengan recursos para atendernos de manera eficiente y eficaz, de que aparezca una vacuna segura y eficiente o se disponga de un medicamento contra Covid- 19.

Las emociones nos guían, dan paso a nuestras decisiones y acciones, hay que saber utilizarlas de manera que impulsen decisiones, no que guíen decisiones. Si estoy enojado me corresponde conocer el motivo del enojo y resolver la causa, no pisar el acelerador del carro o de la moto pues la acción puede llevar al desastre. Así que emociones fuera, Covid- 19 sólo es una oportunidad más que tiene la vida para conducirnos a la irremediable muerte, eso es todo.

Somos 7 mil 300 millones de personas a pesar de enfrentar en ese proceso de vida y de expansión de población, bacterias, virus, hongos, parásitos, vectores, etc. Covid- 19 se suma a la larga relación de causas de muerte: Alteraciones crónico-degenerativas, infarto al corazón o cerebro, cánceres, accidentes, violencia, desastres naturales, hambrunas, guerras, bombardeos, etc. Sucede que Covid- 19 debuta y apenas extiende a la humanidad su carta de presentación, aun no lo conocemos, ignoramos sus debilidades, mientras Covid- 19 encontró las nuestras.

La emoción conduce al miedo, enfado, rebeldía, a la queja constante. Los hospitales no cuentan con herramientas eficaces para salvar vidas al escaso porcentaje de pacientes al que por desgracia Covid- 19 presenta una forma grave. “No podemos ver a nuestro familiar” “Se muere y no lo podemos velar”. Miedo y tragedia dominan.

Quien ha tenido un familiar luchando por semanas, meses, años contra el cáncer, presa de dolor constante, sin poder comer, con tubos o parches por procedimientos que se aplican para aliviar funciones obstruidas por la invasión del cáncer o para calmar el dolor, recibiendo terapias que medio controlan al cáncer y medio matan al paciente, o que lograron sobrevivir a la cirugía de un cáncer que en ocasiones es exhaustiva a grado tal que mutila, aunque no se aprecie, esa persona puede explicarnos el miedo, la tragedia, el dolor, la angustia, la impotencia que generan el ver consumirse a su familiar, a pesar de los esfuerzos médicos, del paciente y de la familia. Y, un alto porcentaje de niños se afecta y muere por cáncer, tragedia.

Una vez pasada su expansión, Covid- 19 será una Influenza más para la cual habrá vacuna, de las cuales hay que cuidarse pues matan, como muchas otras causas en el mundo que conducen a la muerte, y con gusto nos dejamos conducir. Basta con cubrebocas, lavado frecuente de manos y distancia social; no saturen su mente de más procedimientos no útiles, que sólo distraen de practicar los de verdad valiosos.