Buen Dia
OPINION | | 2021-03-12 | Rodolfo González San Miguel.
Apertura Comercial
Gracias a la apertura comercial, principal política del gobierno de Salinas, México es potencia en la manufactura y venta de automóviles. En la década de los 80s había pocas marcas y poca alternativa de modelos. Hoy, 54 marcas se venden en México con 333 modelos. Contamos con plantas de producción de calidad mundial que exportan al mundo y concesionarios que ofrecen variedad de automóviles. Historia de éxito que exige de nuevo modernización ante la puesta en marcha en la industria mundial del auto eléctrico, o en una década perderemos miles de empleos bien pagados.

El 1% del parque vehicular es híbrido o eléctrico en México y aunque los gobiernos otorgan incentivos como exención de tenencia y verificación anual, la demanda crece lentamente. El gobierno federal carece de interés para promover la venta de estos automóviles pues privilegia el consumo de energías fósiles en la movilidad y generación de electricidad lo que no permitirá el crecimiento del auto eléctrico al no disponer de suficiente energía eléctrica en México. López vive en los monopolios públicos en energía (Pemex y CFE) y nos quedaremos como Cuba, con autos modelos 50s pues López se niega a que México ingrese a la producción de electricidad con energía limpia que se usa en autos, bicicletas, camiones y aviones.

General Motors anunció un giro en su producción. Se comprometió a lanzar 30 nuevos modelos eléctricos al mercado global en 2025, en 4 años. Ford y Amazon unen capital, experiencia y conocimiento, y fabricarán en Illinois este año, cien mil pick up doble cabina con 4 motores eléctricos, uno en cada llanta, con 3 tipos de alcance de autonomía, entre 400 y 600 kilómetros para el mercado norteamericano, de Canadá y México. Esto ya no lo detiene nadie. Los automóviles eléctricos son la tendencia gracias al apoyo de los Estados a través de regulaciones estrictas en las emisiones contaminantes de los vehículos y las mejoras tecnológicas, que reducen los precios de las baterías. La combinación perfecta para que una cosa funcione: un mercado funcional apoyado por el Estado.

General Motors innovo en 1990 con un auto eléctrico y fracaso ante la limitación de la batería enviando a la chatarra centenares de estos autos. Hace una década se vendió en EE. UU., en un año, 2 mil autos eléctricos. En 2020 fueron 300 mil, impresionante crecimiento, gracias al Modelo 3 de Tesla, marca que consideró poner una planta en Jalisco y se decidió por Austin, Texas. ¿La razón? El gobierno jalisciense no pudo asegurar la provisión de 400 mega watts que requiere la planta, dada la estrategia energética del gobierno federal. Los autos eléctricos representan el 2.5% de las ventas totales en el mundo. Será de 28 a 36%a fin de la década.

El país que apuesta al vehículo eléctrico es China. De acuerdo con directriz de gobierno, 25% de las ventas de automóviles serán eléctricos para 2025 y 50% para 2035. En 2019, en China se vendió más unidades eléctricas (1.2 millones) que en el resto del mundo (1.05 millones)